Miniflauta

Para iniciarse en la práctica de la flauta travesera de forma lúdica y creativa

¿Por qué Miniflauta?

 

Mi intención de evitar la desconexión entre el desarrollo de la creatividad y el aprendizaje instrumental de mis alumnos ha derivado en este proyecto. Me parece muy importante que en los inicios del aprendizaje musical, el trabajo de los aspectos técnicos e interpretativos no actúen en detrimento de la intuición, la experimentación y el espíritu creativo nato de la infancia.

 

Es por eso que las propuestas que se plantean en este libro parten de la escucha activa, la improvisación y el juego que, unidos a un acercamiento a los elementos básicos del lenguaje musical muy intuitivo (presentados en primera instancia con notación no convencional) y unas bases de acompañamiento divertidas y muy cercanas al mundo infantil, pretenden relacionar la práctica de la flauta travesera con un momento de disfrute en la vida del pequeño flautista.

 

Estructura y centros de interés

El libro se compone de dos apartados:

El primero contiene actividades para que el alumno se familiarice con la cabeza de la flauta, asiente las bases de la embocadura y la respiración. Así, podremos encontrar actividades de escucha e imitación, pequeñas piezas para tocar con la cabeza de la flauta, juegos para practicar la respiración y el soplo y dúos para tocar con la cabeza de la flauta.

 

En el segundo apartado, dedicado a la miniflauta, se introduce la digitación, y la coordinación de ésta con la articulación. Mediante las actividades y piezas propuestas se pretende acercar al alumno a la notación convencional, a las formas musicales más primarias como el canon o el rondó y a la improvisación, sin olvidar las actividades de escucha, memorización y práctica en dúo.

 

Las piezas se pueden interpretar acompañadas de las bases musicales que se incluyen en el libro. Estas bases están compuestas exclusivamente para cada una de las piezas, grabadas y producidas por el propio compositor,  fruto de un concienzudo proceso creativo y didáctico.

 

El nombre de las piezas pretende atraer al niño mediante la conexión con el lenguaje infantil y el carácter propio de la pieza. Cada base musical está íntimamente relacionada con el título de cada una, evocando así diferentes paisajes y estados de ánimo. Al final del libro puede encontrarse la traducción y el origen de cada uno de los títulos.